5 aprendizajes vitales para triunfar con tu negocio.

aprendizajes vitales
Aprendizajes vitales

El 16 de septiembre es mi cumpleaños y con esas cosas de cumplir un año más, siempre le da a una por hacer revisión. Gracias a esta revisión que hago, te traigo 5 aprendizajes vitales para que triunfes, personal y laboralmente. 

Así que sigue leyendo si quieres que no se te pase ni uno solo. 

Ahí van 5 aprendizajes vitales que me han marcado este último año.

1. Brillar da miedo.

Incluso hay veces que da auténtico pavor. Pero sí que te puedo asegurar que vale la pena. ¿Sabes lo que pasa cuando brillas? Que la gente te mira, e incluso puedes llegar a deslumbrar y en un mundo donde hay tantísima gente, de repente puede darte vértigo que la gente se fije en ti. 

Pero la cosa es que cuando vives desde la autenticidad, brillar se convierte en una cosa natural para ti. 

Y… ¿Sabes que pasa cuando lo aplicas a los negocios? Pues que en un mundo tan masificado, donde hay tanta saturación… ¡Brillar te diferencia! Hace que tus clientes potenciales se fijen en ti y que seas recordado. 

2. La autenticidad

Aprendizajes vitales

Este aprendizaje vital hace tiempo que lo vengo observando: si te rodeas de personas que viven de forma auténtica, empiezas a despertar tu propia autenticidad. Así como, si tú vives desde tu autenticidad, atraes a personas que también exploran su autenticidad y se sienten orgullosas de ello. 

Cuando se trata de negocios pasa absolutamente lo mismo. Cuando tú trabajas desde la autenticidad de tu marca, de tu empresa, atraes a clientes que realmente son los que te interesan, son aquellos que conectan y empatizan con tu marca. Por tanto, son clientes que es más probable que te compren con regularidad. 

Cuando estás interpretando un papel, atraes a clientes que no conectan realmente contigo. Conectan con el papel que has decidido interpretar y en consecuencia es más que posible que cuando vean tu verdadera esencia, no quieran seguir comprándote. 

3. ¿Cuánto te gusta tu trabajo?

¿Te has hecho esta pregunta alguna vez? Yo sí, es una pregunta que me hago con cierta regularidad. Y ahora que tengo los 37 años bien cerca, me la he vuelto a hacer. Y ¿sabes qué?  Yo ADORO mi trabajo

Creo que este sentimiento es algo que todas deberíamos sentir cuando pensamos en nuestro trabajo. 

Así que déjame decirte, que si la respuesta a la pregunta en tu caso no es: adorar tu trabajo… ¡Tienes cambios por hacer, amigui!

4. La vida y sus esperas...

¿Cuántas veces no deseas algo con todas tus fuerzas y la vida te dice: espera? 

Pues no sé a ti, pero a mí me lo ha dicho en varias ocasiones la verdad…  Tanto a nivel personal como a nivel profesional. 

A nivel personal estoy atravesando una larga larga espera.  A nivel profesional no es el caso, pues justo empiezo a recoger frutos de otras esperas anteriores jejeje. 

Asi que te puedo decir que en la espera, la perseverancia es la clave. No rendirse.

Si estás pasando por una espera en tu negocio (los ingresos fluyen de forma irregular, no tienes tantos clientes como necesitas, no puedes implantar productos o servicios que hace tiempo que vas pensando, etc.) déjame que te diga que no te rindas. 

Sé constante y que sigas paso a paso por el camino que te has marcado, y si no te has marcado un camino, márcatelo y síguelo. Solo así conseguirás superar con éxito los periodos de espera que la vida nos impone en ocasiones. 

Hay una frase que dice: A veces la vida no te está diciendo NO, solo te dice ESPERA. Por eso, aprender a esperar de forma sana es vital. 

aprendizajes vitales

5. La realidad supera la ficción.

Y en este año he aprendido que esta frase es muy, pero que muy cierta. No te haces a la idea de como podemos ser las personas hasta que lo vives de cerca… 

Pero esto me ha enseñado muchas lecciones, entre ellas las de no buscar porqués a las cosas, muchas veces no hay una razón lógica que explique las cosas que pasan a nuestro alrededor y aprender a vivir con esas incógnitas de la vida, creo que es muy saludable. 

En los negocios en ocasiones puede haber competencias desleales, intrusismo laboral, vende humos, etc. que puedan hacer que tu estabilidad emocional se vaya al garete en algún momento si te afectan de forma directa. 

Así que si te encuentras en algún momento en el que hay una persona o empresa que te está fastidiando, déjame decirte que no gastes energía en buscar el porqué, la lógica, la razón por la que lo hace. Porque en muchos casos, está fuera de toda lógica el motivo de hacer este tipo de acciones. Mejor, enfócate en solventar la situación y ser lo más resolutiva posible y cuando ya no puedas hacer más, suéltalo.

 

Hasta aquí mis aprendizajes vitales, y ahora...

Espero que estos aprendizajes vitales te sirvan tanto como me han servido y me servirán a mí, porque nadie queda exento de seguir aprendiendo de las vivencias pasadas, y por supuesto de las futuras. 

Déjame en comentarios si te parecen de utilidad estos aprendizajes vitales y si tú tienes alguno que quieras compartir con la comunidad de mujeres que estamos por aquí, pues estoy segura de que todas lo agradeceremos. 

2 comentarios

  1. Que potente es vivir desde la autenticidad. Que importante es hacer ese camino!
    Yo aprendí que es muy grande la factura que se paga por vivir «a medio gas» desde una versión «reducida» de ti misma. Es momento de brillar y mostrar nuestra versión original. Gracias por el artículo Gemma…colosal!

    1. Y una vez empiezas a vivir desde esa autenticidad ya no hay quien te pare. La verdad que una se siente tan bien y descansa tan bien que tienes ganas de VIVIR la vida, que es muy diferente de vivirla sin más.

      Realmente, lo que comentas es muy cierto. La factura que se paga por minimizar nuestro brillo es muy grande, y a menudo nos damos cuenta demasiado tarde (no en tu caso, por suerte).

      Muchas gracias por compartir tus aprendizajes en este espacio. Muy agradecida. 🙏🏻💜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *